¿Necesitas trabajar pero no sabes cómo hacer tu curriculum? ¿Quieres sorprender a tus futuros jefes con un estilo propio reflejado en tu certificado de antecedentes? ¿Necesitas mostrar lo que sabes?

Entonces este es el momento de poner manos a la obra en la creación de tu reflejo, el conocido “Curriculum Vitae”.

Partamos de la base que en la vida nunca tenemos la oportunidad de volver a dar una primera buena impresión, es por esto que si lo redactas bien, es muy probable que consigas la tan esperada oportunidad de trabajo que necesitas.

Cuando redactas tu curriculum con faltas de ortografía, estás dando una imágen de una persona descuidada y poco profesional; cuando dejas el Curriculum incompleto, das a entender que no tienes interés en conseguir ese empleo.

Es por esto que recuerda algo muy importante, porque al momento que llegan los currículos a las empresas que postulas, tu objetivo es que el tuyo sea el que lean y estudien, logrando que no se salten tu lugar y ganen tú vacante.

Entre mejor escribas tu experiencia profesional, la redactes bien y cuides los puntos señalados, tendrás mejores expectativas y oportunidades en tus entrevistas de trabajo y respuesta de los empleadores.

Acá te dejamos las dos formas más utilizadas para crear un Curriculum vitae en forma interesante, convencional y entretenida:

Modelo clásico

Empieza por la presentación. Señala tu nombre, tu edad, Rut, lugar de nacimiento, situación militar, dirección y lo fundamental tu correo y teléfono, que obviamente debes destacar, porque es ahí donde responderán tus peticiones. Luego muestra tus conocimientos académicos. Esta es la parte fundamental para demostrar y plasmar en el escrito, todas tus capacidades. Todo lo que tu creas que es trascendente, simplemente colócalo. Los datos de tus colegios, títulos universitarios, cursos de idiomas, curso de computación, talleres, magísteres, etc.

Finalmente escribe en forma cronológica todos tus trabajos anteriores y experiencias laborales, con año, la empresa que trabajaste y el cargo en que te desempeñaste. En el caso que no tengas experiencia laboral, escribe en forma muy sincera, que no tienes antecedentes laborales.

Modelo Innovador.

Cuenta la historia de tu vida en forma de relato, dándole un toque interesante e innovador en tus experiencias de vida. Escribe todo aquello qué te hace especial y te diferencia de tus posibles adversarios. Cuenta cuáles son tus expectativas dentro del trabajo, tus logros, en que cosas te manejas bien, que quieres lograr en tu nueva empresa, etc.

Este tipo de curriculum es mas practico porque te puedes explayar mucho mejor y es más informativo que el primero. Otro punto interesante sería considerar algunos pequeños detalles que le pueden cambiar el aspecto a tu futura creación, por ejemplo utilizar fotos más grandes, eliminar el título de “Curriculum Vitae” y titular tu nombre, etc.

Te recomendamos que tu Curriculum no exceda de una o dos páginas, porque mientras más largo, menos interesante para quien lo lee. Luego consideres cuidar el estilo y evita los errores de ortografía, como te dijimos en las primeras instrucciones.

Piensa que antes de mandarlo, conviene someterlo a una lectura crítica por parte de amigos, conocidos y personas que se manejen en el tema. Cuida la imágen usando papel de calidad, caracteres apropiados al contenido, presentación simple que facilite la lectura y finalmente la fotografía que lo acompañe tiene que ser reciente.

Todo esto, es sin duda una tarea larga que a lo largo de los años se irá expandiendo y agregando nuevos contenidos, que serán nuevas herramientas para enfrentar tu vida.

Así que ya sabes en tus manos queda la tarea de crear una buena carta de presentación de lo que eres, y pensar que en un cierto sentido iras escribiendo lo que quieres ser a futuro.